Melody’s Echo Chamber estrena «Alma», un canto celestial inspirado en la maternidad

Melody Prochet lanzará su álbum «Emotional Eternal» el 29 de abril, vía Domino

Desde 2018, Melody Prochet no edita un álbum.

Hacia finales de abril, específicamente el día 29, Melody Prochet aka Melody’s Echo Chamber lanzará su placa Emotional Eternal, trabajo del que ahora se asoma la artista francesa con Alma, una canción inspirada en la maternidad y que te transporta a un mundo celestial, meditativo y lleno de pinceladas de psych pop.

Un año después de dar a luz a su hija, Melody se separó de ella por una noche y sintió la urgencia de llenar el vacío con algo más: música. El resultado fue Alma: un cántico hermoso a la maternidad que concluye con violines y ebow que juntos evocan el espíritu de lo eterno y la cualidad cíclica de la vida.  El video fue dirigido por Hyoyon Paik (Chlöe) quien también colaboró con Melody en el video de Looking backward. El video de Alma representa un viaje astral de un alma navegando libremente hasta que eventualmente regresa a su origen, expresando de manera hermosa la circularidad inevitable de la vida.

Para mí, esta canción es una mariposa. Se siente más como un pequeño poema a la vida que una canción; fue la primera canción que salió de los ecos del silencio, desde Bon Voyage. Creo que grabé la emoción de ese tipo de experiencia espiritual de la separación esencial pero desgarradora de la burbuja de amor puro al mundo de otros.

Grabamos Alma otra vez en el estudio de Swahn en Estocolmo; recuerdo que le pusimos especial atención al ritmo, para darle un swing y énfasis al lado ligero con un sonido menor de peligro entre el velo de la neblina. Johan Holmegaard tocó la batería, Gustav Estjes tocó el piano y la pequeña flauta de terciopelo; Josephin Runsteen creó las cuerdas trascendentales y los ruidos fueron dirigidos por Reine y Swahn.– Melody’s Echo Chamber.

Emotional Eternal es una colección de canciones profundamente humanas de momentos prolongados de trascendencia sonora, es un disco enraizado en la adultez, pero uno que aún ve el mundo con el asombro infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.