DESTACADAS

Broken Bells regresa con «We’re not in orbit yet…»

Como si no tuviera ya en qué proyectos ocuparse, Danger Mouse ha revivido el proyecto musical que comparte con James Mercer (The Shins). Por supuesto nos referimos a Broken Bells, cuyo último lanzamiento data de 2014. Pues, a 8 años de aquel álbum, el dúo musical ha revelado We’re not in orbit yet…, primer adelanto del álbum Into the Blue cuya salida estará a cargo de AWAL, aunque sin una fecha definida. El estreno se ha hecho junto a un video dirigido por Johnny Chew.

En el estilo característico único e inconfundible que Broken Bells ha perfeccionado desde su debut nominado al Grammy en 2009, We’re not in orbit yet… evoca paisajes sonoros interestelares a través de melodías sublimes socavadas con el menos matiz de lo siniestro. Como es habitual en Broken Bells, la canción es hermosa y siniestra, con coros casi hipnóticos que emulan el canto de sirena de un maestro lavador de cerebro. Los exuberantes paisajes sonoros de la banda complementan perfectamente sus letras oscuras, como siempre. No son Shins, no es Danger Mouse, es Broken Bells.- Broken Bells.

La voz reflexiva de Mercer y el brebaje de synth rock de ciencia ficción de Danger Mouse crean una banda sonora adecuada para tiempos aciagos. «Nothing to learn / Pages to burn «There’s no real world for you to know», canta Merce en su papel de crooner durante el segundo verso. Por otro lado, el clip dispara imágenes cósmicas y ominosas de Broken Bells desde el terreno de la ciencia ficción.

Desde hace una década, Brian Burton aka Danger Mouse ha estado trabajando codo a codo con el rapero y frontman de The Roots, Black Thought, en el álbum Cheat Codes que se editará finalmente el 12 de agosto. En tanto, del otro lado de la acera, James Mercer, líder de The Shins, tomará la carretera a partir del 12 de julio con su banda para celebrar el vigesimoprimer aniversario de Oh, Inverted World, su álbum debut editado por Sub Pop.

Depeche Mode revela causas de muerte de Andy Fletcher

Se ha cumplido un mes desde que se dio a conocer el fallecimiento de Andrew «Andy» Fletcher, tecladista y fundador de Depeche Mode, la icónica banda británica precursora del synth poop, sin embargo, en aquel momento ni agencia de management, banda o familia dieron a conocer las causas de muerte del músico de 60 años. Apenas este lunes, la banda, bajo solicitud de la familia del artista, ha revelado los resultados de los médicos forenses.

Mediante la cuenta oficial de Instagram de la banda, Dave Gahan y Martin L. Gore, miembros sobrevivientes del trío, compartieron que «Andy sufrió una disección aórtica mientras estaba en su casa el 26 de mayo. Entonces, aunque fue demasiado pronto, falleció de forma natural y sin sufrimiento prolongado», comunicó la banda esta tarde.

«La semana pasada tuvimos una celebración por la vida de Andy en Londres. Fue una celebración hermosa y una reunión con algunas lágrimas, pero llena de grandes recuerdos de quién era Andy, historias de todos nuestros momentos juntos y algunas risas», compartieron Gahan y Gore. «Andy fue celebrado en una sala llena de muchos de sus amigos y familiares, nuestra familia inmediata (Depeche Mode) y tantas personas que han tocado la vida de Andy y la nuestra a lo largo de los años. Estar todos juntos fue una manera muy especial de recordar a Andy y despedirlo».

La interpretación de Andy Fletcher puede escucharse en cada uno de los álbumes de estudio de Depeche Mode, desde el debut Speak & Spell (1981) hasta el álbum más reciente de la banda, Spirit (2017). En 2020, junto con Gahan y Gore, Fletcher fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Depeche Mode (@depechemode)

The Kooks da un paso hacia la electrónica en «Cold heart», su nueva canción

Los pioneros británicos de indie pop, The Kooks, lanzan el nuevo sencillo Cold heart, extraído de su sexto álbum de estudio, 10 TRACKS TO ECHO IN THE DARK. El LP completo será lanzado el 22 de julio a través de Lonely Cat / AWAL Recordings y es una evolución de su sonido icónico con toques de electrónica que suena fresca.

Sobre la canción, el frontman Luke Pritchard dijo:

Muy emocionado de soltar Cold heart ante el mundo esta semana. La canción es sobre llegar al perdón y el humor cuando finalmente adquieres algo de perspectiva. Al final de la canción, traemos a un coro de niños increíblemente talentosos para representar el niño interior que le habla a nuestros yos futuros. Musicalmente, fue divertido incorporar nuevos sonidos progresivos a la mezcla pero con el ADN de la banda que siempre hemos tenido. Queremos hacer que la gente baile con esta. Todos hemos estado ahí con alguien que es absorbente pero inalcanzable, ¡esperamos que les guste la canción!

La banda ha abordado el lanzamiento del álbum de manera distinta; se presenta en tres partes, las primeras dos consisten de EPs de 3 canciones y la parte final añade cuatro canciones más para completarlo.

Después de una gira mundial, el lanzamiento de su álbum top 10 de 2018, Let’s Go Sunshine los llevó a encabezar festivales en Europa y en casa. El boom del streaming hizo que The Kooks encontrara un nuevo público joven que se enamoró de su marca de indie pop y que morían de ganas de verlos en vivo.

Recién salidos de un denso itinerario de giras, el frontman, Luke Pritchard juró que tomarían un respiro. Sin embargo, rápidamente estaba de vuelta en el estudio.

“Empecé a ir a Berlín tres o cuatro días cada vez. Me afectó mucho el Brexit y quería hacer una especie de declaración con la creación de un disco europeo,” explica. “Somos una banda europea, prácticamente vivimos ahí y le tenemos mucho cariño a Europa, así que queríamos mantener esa conexión.”

Berlín ha sido una especie de meca creativa para artistas de todo el mundo y Pritchard se empezó a mover en esos círculos, donde conoció a los colaboradores con los que iría a trabajar en su sexto álbum, 10 TRACKS TO ECHO IN THE DARK. Fue un periodo de labor, inspiración y creatividad, en lugar de enfiestar. “No estaba consumiendo drogas”, dice Pritchard. “Era más de bares baratos y una botella de whiskey.

El entorno rápidamente hizo su magia. “Muchos músicos encontraron refugio en Berlín”,dice. “Es un lugar libre, no tan consumido por la comercialidad. Estaba buscando algo más crudo, un poco más minimalista. A veces adquieres estos matices en algún lugar. No es necesariamente la gente, es el lugar.”

Armado con un nuevo mantra —no pensar demasiado las cosas y hacer un disco que él querría escuchar en casa, las ideas salieron fácil y rápido. Sumando a Tobias Kuhn para coescribir y producir gran parte del disco, en su primera sesión escribieron el primer sencillo que ayudó a definir sus intenciones, Connection, en unas cuantas horas. Las cosas se movieron rápidamente y el par logró sentar las bases de cinco canciones, pero en marzo de 2020, COVID puso en pausa el sueño europeo de Pritchard, forzándolo a regresar a casa en Reino Unido para terminar las sesiones a través de Zoom hasta que Tobias fuera capaz de volar a Londres y grabar con él y el resto de la banda, Hugh Harris (guitarra/sintetizador/bajo) y Alexis Nunez (batería).

Por casarse y ser padre por primera vez, escuchamos a un nuevo Pritchard –uno cuyos demonios lo han abandonado y que está optimista sobre el futuro.

“Realmente espero que se transmita esa sensación de paz interior” dice Pritchard sobre la visión optimista del álbum. “Realmente quiero divertirme en mi vida en este punto. Pero también —es una especie de reflejo de lo que estaba sintiendo en tiempo real en un mundo pre y post COVID. Estaba leyendo mucho sci-fi –como Philip K. Dick, Azimov y cosas surreales como Boris Vian— lo cual obviamente es una distracción de lo que está pasando en el mundo, pero me ayudó a tener imaginación para la canciones”.

Luke concluye: “En la pandemia tuve un buen rato para repasar nuestros álbumes y sentirme bien y afortunado. Este álbum en un agradecimiento real a nuestros fans por seguir con nosotros durante tanto tiempo, esperamos que les encante”. 

Beach House anuncia gira de conciertos por México

Aunque eran esperados en México para formar parte del Corona Capital 2022, cuya edición luce con boletaje agotado cuando faltan más de cinco meses, Beach House ha confirmado una mini gira por el país, con presentaciones en el Auditorio Pabellón M de Monterrey—28 de octubre—, en el Teatro Diana de Guadalajara —31 de octubre— y finalmente en el Pepsi Center WTC de CDMX —02 de noviembre—, luego de 4 años sin pisar escenarios mexicanos.

La triada de fechas por México forma parte del tour mundial que Victoria Legrand y Alex Scally llevan a cabo desde el lanzamiento de Once Twice Melody, su álbum más reciente, editado a principios del presente año y que está dividido en 4 capítulos. Se trata no solamente del primer material del dúo de Baltimore, sino del primer trabajo producido íntegramente por los héroes del dream pop.

Con casi dos décadas de trayectoria, Legrand y Scally han sabido forjar su propio estilo sin perder su chispa, a partir de sintetizadores y guitarras épicas que te hacen flotar en la atmósfera, con canciones sobre corazones rotos. Lejos de llevarnos a un territorio de paisajes sonoros cansinos y repetitivos, el dúo encuentra la manera de sacarle nuevo brillo a su melancólico sonido del tamaño de My Bloody Valentine, The Cure y Spiritualized, y superarse álbum tras álbum.

La preventa de boletos para los tres conciertos de Beach House en México tendrá lugar el lunes 27 de junio a través del sistema Ticketmaster. Un día después, la venta general será liberada a través de la misma boletera y sus diferentes canales de venta.