Ghost

«IMPERA», por Ghost.- El regreso a los ochenta

Si bien es sabido que desde que inició Ghost en 2010 su objetivo era revitalizar sonidos del ayer, en su álbum debut titulado Opus Eponymous lo demostró al rendir tributo a bandas clásicas de los ochentas, tanto en la composición cómo desde el punto de vista musical y melódico el cual fue excelente, demostrando que sus influencias son amplias, que van desde Kiss hasta Black Sabbath, pero sobretodo destacó en su lírica bastante apegada al ocultismo e inclusive de giro satánico, pero sobretodo que eran pegajosas.

Esa fórmula le funcionó tan bien al grupo sueco que nunca quitó el pie del acelerador y siguió dándonos en los años posteriores tres álbumes más que seguían esta temática inusual dentro de los cánones del mainstream pero “normal” dentro del mundo del metal.

Ahora, doce años después de su debut, sin el plus del anonimato (antes no se sabía quiénes eran los músicos y ahora claramente lo sabemos) y con una sólida base de fans, la banda —o más bien dicho, la mente maestra conocida como Tobias Forge— lanza IMPERA. El que, sin duda es el álbum más accesible hasta la fecha, pisando la fina línea entre la grandeza y la perfección.

IMPERA es un álbum de power ballads de glam metal de esa misma era de la cual tanto han tomado, es, sin duda, un gran paso adelante de Prequelle, su trabajo anterior y automáticamente se convierte en uno de los mejores trabajos de este período de Ghost. Tobias Forge y los ghouls sin nombre una vez más logran crear un disco que se siente nuevo y fresco pero que aún suena como a lo que iniciaron una década atrás. La habilidad de Forge para crear riffs y melodías inteligentes, sin mencionar su constante deseo de experimentar, lo convierten en un líder en el rock convencional, un desarrollo positivo del que el género ha carecido dolorosamente durante años en este rubro de las baladas de estadio que emocionan a más de uno al momento de ser interpretadas.

El disco comienza con Imperium y una gentil guitarra, es el banderazo que nos indica —nosotros sin saberlo del todo— que será un álbum apegado a ese lado más melódico y rítmico que consagra a grupos de metal. Inmediatamente da paso a Kaisarion, un grito que bien podría salir de Alice Cooper con riffs que se sienten inspirados en Twisted Sister. IMPERA no nos deja descansar y sigue el bombardeo de Call me little sunshine y después el track que ya nos habían presentado previamente Hunters Moon. Cada uno de los temas está estructurado para ser un hit pero eso sí las voces ligeramente inexpresivas solo hacen que el sonido sea más inquietante, junto con los siniestros sonidos cautivantes de cada canción, por supuesto. Quizás el mejor momento llega con Darkness at the heart of my love que sin duda se convertirá en un clásico instantáneo.

IMPERA no está alejado de cómo empezó Ghost hace tiempo, no se aleja de su temática por así decirlo, de hecho pareciera que Tobias estuviera replicando las etapas gloriosas de la historia del metal en cada uno de sus discos por lo que quizás dentro de algunos años veremos un disco donde Ghost suene a el tan amado/odiado nu-metal. Solo el tiempo lo dirá, por lo pronto IMPERA de Ghost es una apuesta segura de escuchar metal sin sentir que el diablo se apodera de ti lo que lo hace totalmente inofensivo y por ende disfrutable pero sin presentar nada nuevo o diferente bajo el espectro de su género principal.

Nota Final: 80