Victoria Reed

Victoria Reed conecta con su padre en «I wish»

Victoria Reed ha emprendido el camino a su tercera placa de estudio con el estreno de I wish, tema que no solo es una canción si no un espacio armónico y atemporal en el que puede reconectar con su papá, Alto Reed, fallecido el año pasado. En otras palabras, es un reflejo de las formas diferentes y, a menudo, totalmente opuestas que puede tomar el duelo. Todo esperan que tal pérdida sea insoportablemente dolorosa, pero de lo que menos personas hablan es de cómo en otros momentos puedes encontrarte profundamente conectado y, sorprendentemente, casi inquietantemente bien.

Mi papá era músico y el más grande admirador de mi trabajo, que siempre ha sido una herramienta de catarsis emocional para mí. Así que ha habido algo extra sanador, pero también extra doloroso sobre el procesamiento de su muerte a través de ese medio. Esta canción deja espacio para ambos.- Victoria Reed.

Grabada con el músico Autre Ne Veut en el estudio Caracolia de la Ciudad de México, la canción es ligera y dulce, casi alegre. «Se sentía bastante surrealista, considerando la dicotomía de emociones que estaba tratando de expresar, esa energía parecía desgarradoramente correcta. Tanto la muerte como la vida, es a la vez triste y alegre, y también un poco (si no totalmente)», agrega.

Nacida en una familia griega e italiana que creía firmemente tanto en el poder de lo místico como en el poder de la música (el padre de Reed, Alto Reed, ascendió a la fama tocando el saxofón en la Silver Bullet Band de Bob Seger), Reed comenzó a escribir sus propias canciones como una forma de superar el tumulto emocional de la adolescencia. Después de dejar la universidad en Chicago y mudarse a Nueva York, lanzó su álbum debut, Chariot, con una recepción altamente positiva en 2016. Su éxito le consiguió conciertos apoyando a artistas como Citizen Cope y Mason Jennings, entre otros, y le aseguró espacios en festivales tanto en Estados Unidos como en Europa. Actualmente vive en la Ciudad de México con su esposo y colaborador Erik Deutsch, quien ha trabajado con todo el mundo, desde Norah Jones y Leftover Salmon hasta Shooter Jennings y The Dixie Chicks.