Reseña de conciertos

Sueño de una noche de verano tapatía con Beach Fossils

El pasado miércoles, el indie rock sirvió para correr el telón en Guadalajara y dar paso al verano con el concierto de Beach Fossils, la banda encabezada por Dustin Payseur, quien convirtió la Sala 3 del Conjunto Santander en un lugar íntimo, como entre «amigos», como el multiinstrumentista estadounidense y líder de la banda, siempre se refirió al público tapatío.

Precisamente esa cercanía e interacción de la banda, principalmente de parte de Dustin Payseur y Tommy Davidson, –guitarrista de la agrupación—, se mantuvo en constante demostración a lo largo de los casi 90 minutos que duró el regreso de los de Brooklyn como parte del primer show de la segunda temporada de conciertos de Nueva Ola en Guadalajara.

Lo frío que de pronto puede resultar el dream pop e indie pop de texturas lo-fi, manufacturados por Beach Fossils, se vio capturado por la calidez del público que, a cambio se dejó seducir por las melodías melancólicas ocultas por riffs alegres de guitarra, a cargo de Payseur y Davidson, quienes aprovecharon el espacio entre canción y canción para agradecer a los jóvenes asistentes su presencia en escenarios tapatíos después de cuatro años sin verse las caras.

Crédito: Omar Castañeda.

Sin duda, que el álbum de jazz, The Other Side of Life: Piano Ballads, lanzado el año pasado por los fosiles de playa les permitió sacarle nuevo brillo al sonido tan característico de la banda al retomar las guitarras, ofreciendo nuevos matices para recrear esos ambientes y texturas tan apacibles para la audiencia.

Aunque desde el principio se presagiaba una noche de pasión y desenfreno, cuando la voz de un locutor imitando la introducción de SNL presentó a los cuatro integrantes de Beach Fossils, la verdad es que los escarceos entre la banda y el público terminó en el momento en que Dustin recibió de manos de un fan un vinilo de la agrupación que encabeza para firmarlo junto a sus compañeros. A partir de entonces, la entrega fue total.

La banda de Brookly desplegó un setlist que incluyó Sugar, What a pleasure, Down the line, Sleep apnea, Birthday y Daydream, entre otras, inspirando a la multitud a organizar el mosh pit más buena onda que se haya visto en la historia de los conciertos en Guadalajara.

En la mesa del merchindise estaban a la venta el setlist y fotografías polaroids de la banda.

These days I feel like I do nothing right/ So come with me and we’ll go down the line!

Con el COVID-19 todavía mostrando sus filosos dientes de manera amenazante, al igual que nuevas enfermedades junto a otras que creíamos superadas, se siente bien volver a los conciertos en cada oportunidad y disfrutar de la música en directo, rodeado de completos extraños, ante bandas y artistas que también disfrutan estar ahí.