Post punk

Viagra Boys están de vuelta con «Ain’t no thief»

La banda abanderada del post punk sueco, Viagra Boys, ha anunciado su tercera placa, Cave World (8 de julio, YEAR0001), coincidiendo con el estreno de Ain’t no thief, el primer single que da la cara por su próxima colección de canciones, producida por Pelle Gunnerfeldt y DJ Haydn. El video para la canción es protagonizado por Sebastian Murphy, cantante de la agrupación originaria de Estocolmo, en su rol de predicador evangélico que se dedica a vaciar los bolsillos de su congregación.

Inspirado en eventos actuales, el álbum busca atravesar la locura y confusión en la que se encuentra el mundo. Como comedores de pecados, si los pecados tuvieran que ser ingeridos con una cuchara diminuta, los Viagra Boys han consumido el caos completamente incomprensible de nuestra era y la han destilado en las 12 canciones inmaculadas que componen Cave World.

Mientras Welfare Jazz (2021) ganaba elogios, los Viagra Boys estaban en medio de una regrabación que se convertiría en su sucesor. Tras armar un álbum entero en el legendario Silence Studio en el pueblo de Koppom, la banda decidió que lo quería hacer aún mejor. «Lo dejamos marinar por un tiempo y luego volvimos a grabar absolutamente todo,» explica Murphy. Algunas de las canciones continuaron para formar parte de Cave World, pero reemplazando las letras. En ese proceso, Murphy se vio regresando una y otra vez a una idea errónea con raíces más profundas: la idea de que la humanidad se mueve hacia adelante. Tras ver un video una madrugada sobre una teoría que sugiere que la evolución significaba intercambiar habilidades cognitivas por otras, Murphy comenzó a pensar en el hecho de que el resultado era asesinatos en masa y la negación de la ciencia.

Solo escribí ‘Who is the true ape?’. La gente mira a los simios hacia abajo, como formas de vida primitivas, pero nosotros somos esta horrible sociedad floja que se mata entre sí y empieza guerras mientras que ellos son capaces de amar y sentir. ¿Acaso eso los hace ser el verdadero simio o a nosotros?.- Sebastian Murphy.

Viagra Boys - Cave World

  1. Baby criminal
  2. Cave hole
  3. Troglodyte
  4. Punk rock loser
  5. Creepy crawlers
  6. The cognitive trade-off hypothesis
  7. Globe earth
  8. Ain’t no thief
  9. Big boy
  10. ADD
  11. Human error
  12. Return to monke

Dehd encuentra su espacio de armonía en «Stars»

Después del lanzamiento de la catártica canción anti San Valentín, Bad love, el primer adelanto de su álbum Blue Skies, el trío de Chicago Dehd ha revelado Stars, con su inconfundible sello musical, recargado de una explosión de doo wop contagioso. A pesar de que tiene un tema emocionalmente complejo en su núcleo —en palabras de Emily Kempf, se trata de «traspasar los límites de la comprensión de nuestra comodidad personal».

 

Stars above I get too much / My heart ain’t strong enough / For me I can’t keep up / My heart ain’t strong 

Blue Skies, su cuarto álbum y el primero que editarán a través de Fat Possum el 27 de mayo, está repleto de las canciones más convincentes, compulsivas y expansivas de su carrera. Reservaron el mismo estudio donde grabaron Flower of Devotion pero triplicaron su estadía, dándose tiempo para jugar con los arreglos y deleitarse con un maravilloso mundo de cajas de ritmos y sintetizadores. Mientras continuaban escribiendo y grabando cada parte del álbum por su cuenta, la nueva relación con Fat Possum permitió algunas indulgencias, por ejemplo, la incorporación del ingeniero de mezcla ganador del Grammy, Craig Silvey (The Rolling Stones, The National, Arcade Fire), y la ingeniera de masterización, Heba Kadry (Slowdive, Björk, Cate Le Bon), asegurando la visión de Dehd para Blue Skies. El resultado es el segundo paso adelante consecutivo de la banda: más agudo e inteligente, con armonías y ritmos más sofisticados y considerados. Blue Skies sigue siendo Dehd, solo que más salvaje y maravilloso que nunca. Otro golpe oportuno de esperanza, solo que con el doble de fuerza.

Dehd son Emily Kempf, Jason Balla y Eric McGrady, tres personas diferentes que se dan espacio para encontrar su propia versión de armonía, y cuando vuelven a estar juntas, suena increíble.