Boys Noize

Santigold estrena «High priestess» y un corto

La visionaria creativa multi plataforma y artista radical, Santigold comparte una nueva canción, High priestess y un cortometraje. Siempre a la vanguardia de la innovación, Santigold rompió con las convenciones sonoras y se retó a sí misma, tanto en composición como en producción, para llevar su música hacia nuevas fronteras y reimaginar el sonido de sus influencias para el futuro. El cortometraje es una obra por sí sola que evoca las emociones y los temas de High priestess. Confinada por la pandemia y aislada de su comunidad creativa, Santi miró hacia adentro para volver a conectar con su fuerza personal y crear esta invocación para recolectar poderes.

Empecé a trabajar en este beat y no tenía nada en mente para la temática, sólo sabía que quería hacer una especie de canción rap punk (tan peligrosa como suena.) Mi amigo Ray Brady y yo empezamos a trabajar en algo, tratando de añadir todos los elementos que tenían sentido, kicks, subs, sintes new wave. Boys Noize terminó aportando algo súper cool que realmente construyó la canción y la me hizo emocionarme más. Estaba saliendo rápidamente hasta que no. La energía punk rock, la angustia, que quería que se transmitiera no estaba del todo ahí. Traté de agregar guitarra y una batería en vivo y eso resultó en un gran pitido rojo ‘’X”. Terminé invitando a Psymun (Simon Christensen) quien trajo a Ryan Olson, y ellos aportaron el elemento faltante. La energía que estaba buscando no podía ser la versión vieja del punk rock, tenía que ser el sonido futuro del punk rock. Ellos aportaron la furia, el estira y afloja que faltaba, pero fue algo esperado que sonaba muy fresco. Todo funcionó de una manera que nunca pude haber imaginado cuando empezamos pero fue exactamente mi intención inicial. Quería hacer música que sonara al pasado y al futuro en uno; música que te hiciera sentir lo suficientemente a salvo como para adentrarte pero que luego nos lleve en un viaje a donde teníamos que ir pero que nunca habíamos escuchado. Quiero que mi música sea el puente. 

Me encanta trabajar de esta manera, un esfuerzo comunal, un encuentro de las mentes y los corazones para hacer algo que es una verdadera colaboración, más que cualquiera de las partes individuales por su cuenta. Para mí, la música es sobre comunidad, es una forma de conectar, tanto en la creación como al escucharla. Hice esta canción durante los últimos dos años durante la pandemia y estaba desesperada por este tipo de conexión. Comencé a trabajar en ella en el estudio con Ray unas semanas antes del primer confinamiento de 2020, pero después de eso, estuve completamente sola en una habitación. Parte del tiempo, estuve en una habitación  en una cabaña en medio del bosque en Canadá, completamente aislada. Pero la tecnología fue increíble, porque sentí que estaba pasando el rato con estos chicos todo el tiempo. Mi ingeniero me grabó en mi computadora en mi estudio desde lejos. Boys Noize y yo pasábamos el rato hablando por Zoom cada día y hablamos y nos reímos más que en años. Trabajé con Simon por primera vez de la misma manera, por Zoom estando en diferentes países, e inmediatamente me di cuenta lo que me encanta de él como productor. Fue como una vibra de teletransportarse en el estudio, poder estar sentados por horas cara a cara trabajando en canciones juntos. 

También había estado en modo madre durante meses, y fue como encontrar oro el tener una cabaña a donde escapar durante esos días, huir y estar con la música y amigos después de no poder hacerlo durante meses. Literalmente me salvó el alma. Y eso nos lleva al nombre de la canción. Le puse High priestess porque esta canción es sobre mi grandeza. En ese punto, necesitaba ser testigo de mí misma, llamar a mi propio poder, mi propia fortaleza, mi propia sabiduría, porque sentí que me había desconectado de eso, el hecho desechado el ritmo de la vida que había cultivado para mí misma y ser arrojada a esta versión más pequeña y unidimensional de mí misma, castigada y aislada por demasiado tiempo. Las letras son divertidas, letras de rap en general, presuntuosas, engreídas, pero de eso hablaba por debajo de todo.- Santigold.

Las canciones de Santigold son mundos enteros construidos de manera meticulosa, ladrillo a ladrillo, por una arquitecta maestra que habla incisivamente sobre el presente mientras moldea el futuro. En medio de todos los problemas de los últimos dos años, ella comparte, “Decidí crear el futuro para mirar hacia dónde vamos, para crear belleza y tirar hacia esa belleza. Lo necesito para mí pero también está ahí para cualquiera que lo necesite”.