Traduce emociones en fotografías

Portada de la publicación realizada por editorial Planeta.
Portada de la publicación realizada por editorial Planeta.

Antes que debutara con un LP o un EP en solitario, de canciones que ha compuesto para Café Tacvba o para películas, Meme ha dado un salto mortal hacia la fotografía de la mano del libro Voy i Vuelvo (Planeta, 2016), que reúne medio centenar de postales que el músico y productor ha ido registrando durante una década.

La publicación del libro se desprende de la exposición del mismo nombre que recientemente se exhibió en la galería Machete de la Ciudad de México, cuya propietaria, Domitila Bedel invitó a Emmanuel del Real, nombre de tecladista de Café Tacvba, tras conocer el ejercicio fotográfico que realizaba durante las giras de su banda y publicaba en Instagram.

meme-libro

“Tras revisar el archivo que yo tenía hace un par de años encontramos —Domitila y yo— que había algo que decir y había un contenido importante para poderlo mostrar y defender, como defiendo la música, tenía que tener esa seguridad y esa convicción para decir ‘va, hagámosla’. Después pensamos en hacer un libro para que no se quedara como una mera anécdota”, explica Del Real, compositor de temas como Aviéntame (Amores Perros, 2000) y No puedo parar (Las Oscuras Primaveras, 2015).

meme-libro1

El acercamiento de Meme con la fotografía se dio de manera natural hace diez años, cuando comenzó con su teléfono celular a capturar diferentes momentos estando de gira en Estados Unidos, México, Canadá, Sudámerica, China y Japón o, incluso en sus días libres, cuando no tenía cita en El Ensayo o en el estudio de alguna banda o artista que fuera a producir. Fue entonces que su esposa le regaló su primera cámara fotográfica reflex, con la intención de que formalizara su relación con esta disciplina visual, de la que es admirador de Manuel Álvarez Bravo (México), Sergio Larraín (Chile) y Sebastiao Salgado (Brasil), por mencionar a algunos.

En seguida me di cuenta que tenía una conexión profunda con la relación de estar tomando imágenes. Con la cámara puedo resumir cosas que percibo desde fuera o que intuía que podía hacer, pero me era muy simple con la cámara.

Aprovechando que viaja constantemente alrededor del mundo con su banda, Emmanuel del Real no olvida, además de sus instrumentos musicales, echar a la maleta su reciente adquisición, una cámara digital reflex que ya sustituyó a la análoga, con la intención de observar el mundo a través de la lente. Por ello es que a través de la publicación podemos estar al mismo tiempo en una comunidad indígena de Perú o, en un desfile gay en Nueva York, en el camerino de Café Tacvba, en Barcelona o Canadá, descubrir la arquitectura de Montevideo, acercarnos a un anciano en Pekín y conocer el arte del cartel en Tokio.

La fotografía me ha servido para descargar algo o para refugiarme del contexto al que mi grupo me lleva, porque demanda mucho tiempo, esfuerzo y energía este trabajo. Además que hay mucha gente alrededor siempre, entonces la fotografía también me ha permitido tomar una foto interna, esa es la lectura que he hecho después de la exposición y ahora con la salida del libro, que cada imagen es una radiografía mía. Al final, de eso se trata Voy i Vuelvo.

Al hacer una comparación entre la composición de una canción, oficio que ha desarrollado por casi 30 años, y fotografiar instantes, afición que práctica desde una década, Del Real explica que tanto la música como la fotografía “parten de la intimidad, de una búsqueda muy introspectiva, en la que trato de traducir emociones”.

About Omar Castañeda

CEO & Publisher. Escribo sobre música desde finales de la década de los noventa. Desde 2013 dirijo Sin Documentos MX y coordino el contenido editorial de la revista. Twitter: @OmCastan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Captcha numérico * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.