Smashing Pumpkins dan la primera probada de su regreso con ‘Solara’

Así luce SP en pleno 2018.

Uno de los regresos que han dado más de qué hablar este año —aunque más que nada por el drama— ha sido el de las Calabazas Aplastantes con la mayor parte de su alineación original. A principios de este año nos enteramos de que Billy Corgan, Jimmy Chamberlin, James Iha (y Jeff Schroeder, no nos olvidemos de Jeff Schroeder, el vato lleva más de una década haciéndose cargo de las guitarras en la banda) estaban de regreso no solamente con un tour mundial, sino también con un par de EP’s en el horizonte realizados bajo el ala del mítico productor y cosplayer de Dios en el Viejo Testamento, Rick Rubin.

Anoche fue liberada Solara, primer track con la presencia de tres de los cuatro miembros clásicos en casi dos décadas. Tras un puñado de escuchas, el dictamen es que parece ubicarse en terreno medio: lejos de ser un corte mediocre, pero tampoco memorable. Con un sonido que huele fortísimo a Zeitgeist, el álbum con el que la banda retomó actividades por primera vez en 2007 y su trabajo más pesado, Solara revela una marcada intención de retomar el sonido de rock alternativo de estadio que llevó a la banda a la cúspide en los noventa. A pesar de que la rola despega de verdad en los coros con un riff que tiene el sello de SP, las guitarras suenan un tanto básicas, considerando que son tres tipos los que están tocando las seis cuerdas. También hay algo en las vocales de Corgan que no termina de cuajar del todo. Lo que de verdad brilla son las percusiones de Chamberlin, bestiales como no podría ser de otra manera de la mano de uno de los mejores bateristas del rock. La producción de Rubin hace que esos bombos y tarolas de verdad resuenen con sustancia a través de los audífonos.

Sea como sea, Solara es una buena primera muestra de lo nuevo de esta agrupación y recemos para que Rubin haga un poco de esa magia estudio que le ha dado la reputación que tiene. Porque, seamos honestos, en sus buenos tiempos, Smashing Pumpkins fue una banda tremenda y en ningún momento de su carrera ha sido completamente mala. Solo queda imaginar qué otras facetas suyas encontraremos en ese par de cortas duraciones que deberían de ver la luz en algún momento de este año: ¿Psicodelia? ¿Progresivo? ¿Dream Pop? ¿Gótico? ¿Shoegaze? Mientras tanto, esperemos a ver qué tienen las calabazas bajo la manga en ese tour mundial que juran y perjuran va a ser épico. En una de esas y hasta cae una parada en México en el futuro no muy lejano.

Ojalá, Corgan. Ojalá.

About Javier Armendáriz

Exiliado de Chihuahua. Lic. en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Aún no supera a Nirvana.
Bookmark the permalink.