Reencuentro gótico

El músico británico regresó a Guadalajara, tras nueve años de ausencia. Crédito: Oscar García.

Pasaron nueve años para que Peter Murphy se reencontrara con sus seguidores tapatíos, aunque en esta ocasión el concierto que ofreció en el Teatro Estudio Cavaret fue en plan solista.

Más de 500 personas, que en su mayoría vestía colores oscuros y rondaba las cuatro décadas, se dieron cita en el foro ubicado en Parres Arias y Periférico para ser testigos de la presentación de éste icono de la cultura gótica.

Acompañado por tres jóvenes músicos, a la usanza de una clásica banda de rock, el británico subió al escenario cuando el reloj marcaba las 22:10 horas. Vestido de traje negro y con camisa púrpura, el ex vocalista de Bauhaus comenzó el show con cinco canciones que se desprenden de sus dos últimos materiales discográficos: Ninth y Lion.

De tal forma sonaron Holy Clown, Eliza y Low Tar Stars, con las que el dandy decadente puso en movimiento a los asistentes. Luego vinieron tres clásicos de antaño: Strange Kind of Love, Silent Hedges y She’s in Parties, en las que Murphy dio muestra de sus dotes musicales al tocar la guitarra acústica y la melódica (instrumento de viento de lengüetas libres, similar al acordeón o la armónica).

Tras una hora de concierto, el cantante se retiró del escenario. Luego, el público aplaudió y cantó Happy Birthday to You, durante algunos minutos, en honor a los 57 años que cumplió el autor de Indigo Eyes.

Se volvieron a apagar las luces, y Peter Murphy regresó para provocar la euforia de sus seguidores y continuar la velada con Cuts You Up, que fue el tema más coreado de la noche, y finalizar su acto, en punto de las 23:30 horas, con los acordes fantasmagóricos del sencillo de 2002 Subway.

About Omar Castañeda

CEO & Publisher. Escribo sobre música desde finales de la década de los noventa. Desde 2013 dirijo Sin Documentos MX y coordino el contenido editorial de la plataforma.
Bookmark the permalink.