¿Por qué vale la pena ir al Vive Latino?

La banda Gorillaz es uno de los actos estelares en la nueva edición del VL.

Con el arranque de 2018 ya estamos haciendo las maletas (y echando monedas en la alcancía) porque este año viene cargado de grandes eventos en lo que a música se refiere. Qué mejor forma de celebrar que sobrevivimos al 2017 que dándole a su secuela un montón de música para olvidar lo miserable de nuestras vidas. Hay festivales de todos los sabores y colores este año pero el Vive Latino sigue mostrándose como una de las mejores opciones para hacer lo que más nos gusta: pasar un chingo de horas de pie, bajo al sol y amontonados en medio de una enorme masa de cuerpos sudorosos pero, eso sí, echando desmadre al son nuestras bandas favoritas.

                  Pero, bueno, de entre tantas opciones para festivalear en puerta, ¿por qué ir al VL?

  1. Porque el cartel está con madres

Vamos a ser sinceros: el line-up de este año viene con músculo. Hay para todos los gustos: guitarrazos, sabrosura, experimentación posmoderna, sintetizadores y feministas rusas. Durante dos días vamos a poder escuchar lo nuevo —y muy bailable— que nos traen los Queens of The Stone Age y el siempre formidable espectáculo que supone ver a Gorillaz en el cartel. Pero Damon Albarn no es la única figura de la realeza británica en el escenario, pues también tendremos a Noel Gallagher acompañado de sus High Flying Birds (hagamos changuitos para que lleve a la morra que toca las tijeras) y al siempre carismático Morrissey. También estarán incluidas Pussy Riot, chicas favoritas de Putin, el sexy beat sueco de Little Dragon y la locura psytrance de Infected Mushroom.

  1. Porque no hay que olvidarnos del rock en tu idioma

Pero vamos, que no solamente nos gusta la música para wachawachear y el Vive Latino se llama así por alguna razón. La música de habla hispana viene representada con nombres imperdibles. La presencia de Él Mató A Un Policía Motorizado con su excelente último álbum ya debería ser razón suficiente para lanzarse al Foro Sol en marzo, pero si eres difícil de satisfacer también encontrarás otras joyitas como Fito Páez, San Pascualito Rey, Instituto Mexicano del Sonido, Chicano Batman y una infinidad más.

Tampoco hay que olvidarnos de las bandas que ya son una institución en el país como Molotov, Panteón Rococó, Víctimas del Dr. Cerebro o Enjambre. Que sí, más de uno se podrá quejar de que estas bandas están presentes en una gran cantidad de eventos en nuestro país, pero si es así es por algo: todos estos grupos ya están bien instalados en el playlist nacional y saben a la perfección cómo dar una buena tocada.

  1. Porque es nuestra oportunidad de enseñarle a Morrisey quién manda

Seamos sinceros: todos tenemos miedo de que el antiguo líder de The Smiths cancele como es su costumbre, ya ven cómo es el señor. Por eso proponemos utilizar sus propios caprichos en nuestro favor. Lancemos una campaña para advertir a Morrisey que, si cancela su presentación, vamos a armar una comilona masiva de hamburguesas definitivamente no vegetarianas en el Foro. A ver si el don se atreve a ponerse sus moños. Demostremos que con el público mexicano no se juega. ¡Tomemos el poder!

via GIPHY

  1. Porque no solo de música vivimos (aunque nos encantaría)

El festival no solo se tratará de gente en un escenario haciendo sonidos chidos, sino que también ofrecerá una gran variedad de actividades para toda la familia como talleres, actividades deportivas, proyección de películas y un largo etcétera. Así que todos tendremos oportunidad de distraernos un poco cuando ya nos duela la cabeza de tanto relajo cerca de los escenarios.

  1. Porque nos va a llegar en plena fiebre primaveral

El VL se realizará el 17 y 18 de marzo y ya van a estar abriéndose las flores, las hormonas podrán respirarse en el aire y el calor ya comenzará a pegar por lo que la cerveza helada será más rica de lo que ha sido en meses. Aunque la locura vacacional de Semana Santa será un poco después del festival, para entonces ya se podrá saborear el renacimiento, las ganas de vivir, el sol, la esperanza de un año mejor. Es mejor que aprovechemos esto antes de que el verano nos golpee en la cara y nos atonte durante meses y invierno vuelva en lo que uno parpadea y regresemos a estar en encobijados en casa sin ganas de hacer nada. Además, el aniversario del natalicio de Benito Juárez es unos días después y la mejor manera de honrar a esta figura histórica es haciendo lo que amaba en vida: pasar dos días de fiesta sonora. Por el derecho a hacerlo se peleó en la Guerra de Reforma, ¿no?

About Javier Armendáriz

Exiliado de Chihuahua. Lic. en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Aún no supera a Nirvana.
Bookmark the permalink.