Metric estrena ‘Dressed to suppress’

Ni un mes ha pasado del estreno de Dark Saturday y Metric ya nos puso a escuchar otro tema de su nuevo álbum, el primero desde Pagans in Vegas, lanzado en 2015. Se trata de Dressed to suppress, canción de la que también está ya disponible un video. Ambos temas forman parte de su séptimo álbum en estudio, que se editará el 21 de septiembre a través de Arts & Crafts.

Dressed to suppress, según Emily Haines, una de las canciones más intensas de este material, se pasea entre la delicadeza y los riffs pesados, con cambios emocionales y dramáticos que reflejan la vulnerabilidad y el impulso asociados con el amor.

Líricamente, la canción explora el laberinto de conflictos que encontramos en nuestros intentos de aferrarnos al amor, los absurdos rituales de apareamiento que realizamos rutinariamente, y la gran división entre los deseos que nuestras apariencias pueden implicar, así como la forma en que realmente nos sentimos.- Emily Haines.

En el nuevo clip de la banda canadiense, dirigido por Justin Broadbent, el curteto es filmado en blanco y negro, interpretando la canción en vivo sobre un escenario. La cámara se mueve circularmente, y muestra a Haines la mayor parte del tiempo a contraluz y en una silueta sombría, aunque hay tomas que se detienen en sus altísimos tacones.

Al final de la escena, Emily Haines se libera de lo que aparentemente la inhibe y se pasea fuera del escenario, un reflejo simbólico de los sentimientos de la canción.

Como ya hemos dicho, el primer anticipo de los canadienses fue Dark Saturday, estrenada hace un par de semanas y que marcó el regreso de Metric.

Queríamos que la primera canción que la gente escuchara fuera Dark Saturday como un aviso sonoro de que nuestras guitarras volvieron a estar en vigencia. Líricamente, la canción representa una escena de vida nocturna distópica de riqueza chillona donde las chicas ignorantes de fiesta dicen cosas nauseabundas como: Soy tan rica que todo es gratis.- Emily Haines.

Este primer adelanto del disco vino acompañado de un video musical dirigido también por Justin Broadbent y filmado con un iPhone X en distintos planos en secuencia que se sincronizan entre sí.

Por primera vez en tres álbumes, el guitarrista Jimmy Shaw no coprodujo el disco, entregando el mando al productor Justin Meldal-Johnsen, quien ha trabajado con artistas como Beck, Nine Inch Nails y M83. El álbum, que fue grabado en el propio Giant Studio de Metric en Toronto, también fue mezclado por Tony Hoffer, cuyos créditos incluyen Phoenix, Depeche Mode y Air.

About Omar Castañeda

CEO & Publisher. Escribo sobre música desde finales de la década de los noventa. Desde 2013 dirijo Sin Documentos MX y coordino el contenido editorial de la plataforma.
Bookmark the permalink.