León Benavente, road pop desde España

De izquierda a derecha: Eduardo, Luis, Abraham y César.

Hace un año emergieron de la escena musical española con Ánimo, valiente y dieron el salto a México en junio pasado con un álbum redondo y efectivo de diez canciones, que marcaría su debut discográfico y en la escena internacional. Son León Benavente, un grupo de músicos, de proyectos paralelos y, que convergen en la banda de Nacho Vegas. “Somos cuatro amigos que se juntaron a componer canciones en un momento de vacío, en medio de la nada”, presenta así a la banda, Luis Rodríguez, guitarrista de la agrupación de road pop.

Es extraño que en tan poco tiempo del debut de una banda, sea cual sea su origen, recale en México. Sobre todo cuando se trata de un proyecto con buenas canciones, inicio prometedor y que goza de un buen momento. ¿Suerte o chapuza?

“Es mucho trabajo y es verdad que un poco de suerte, ya que al ser músicos de Nacho Vegas, era un buen pretexto para presentar nuestras canciones al público mexicano en esta visita que ha hecho. Y aquí estamos”, explica César Verdú, baterista del proyecto que completan Eduardo Baos (bajo) y Abraham Boba (teclados y voz).

La historia de León Benavente se divide entre Asturias y Madrid, donde intercambiaron bocetos de canciones para la grabación de su primera placa, la cual pudieron hacer gracias a una beca de Red Bull. “El proyecto era grabar en cuatro días una canción; teníamos diez, así que nos arriesgamos y grabamos todo el disco”, señala Verdú. “Porque somos bastante pobres, entonces tuvimos que aprovechar esos cuatro días. Dijimos: ‘¡Qué coño, en lugar de una, vamos a hacer diez!'”, ataja Luis Rodríguez.

A un año de la salida de León Benavente, distribuido por Marxophone, un sello independiente de artistas para artistas, el calendario comienza a tener menos días libres, algunas fechas se comparten con noches junto a Nacho Vegas, los festivales españoles con cartelera internacional anuncian al grupo, suenan las canciones aquí y allá. “La verdad es que ha sido un sorpresa, el disco ha tenido muy buena repercusión a nivel de crítica musical, el público está encantado con el disco y agota las ediciones especiales, cada vez tocamos en sitios más grandes. Sí, ha sido todo muy rápido y ya llevamos como 100 conciertos en este año y todavía nos queda medio centenar en solitario y festivales, pero muy contentos, la verdad”, agrega en Guadalajara el baterista, un par de noches después de su debut en Caradura, un bar de la ciudad de México.

Sin Documentos: ¿Cómo compaginar la agenda entre Nacho Vegas y León Benavente? ¿Qué es prioridad?

LR: “Es muy sencillo al estar y compartir sello y agencia de management en Marxophone. Además, hay mucho tiempo. Creo que no llegará el momento en que tengamos que priorizar ni escoger. Quiero decir que hay tiempo para trabajar, mucho”.

SD: ¿Está asimilado este momento?

LR: ¡Hombre! La verdad es que no, porque no hemos dejado de tocar con León Benavente, mientras Nacho ha estado grabando su nuevo disco. Ya cuando quedó, tampoco nos detuvimos a pensar en todo esto, porque ya teníamos que salir a tocar con él. Lo he platicado, sí, pero no nos hemos sentado a asimilar esta vorágine. Quizás lo hagamos después del verano, cuando hayamos concluido conciertos y festivales y empecemos a componer lo nuevo. O quizás en los ensayos, con calma, en el local comiendo un arroz de muerte que prepara este hombre (César).

SD: ¿Cuándo habrá oportunidad de ver en vivo a León Benavente en Guadalajara?

CV: Esperemos que en noviembre. De aquí a entonces estaremos buscando con quién editar el disco en México y fechas para tocar. Quizás una pequeña gira en México nos vendría bien. Quisiéramos tocar en todos sitios: pueblos y ciudades de España y por supuesto, Chile y Argentina, además de regresar a México. Son sitio que creo que podría funcionar bastante bien el disco.

About Omar Castañeda

CEO & Publisher. Escribo sobre música desde finales de la década de los noventa. Desde 2013 dirijo Sin Documentos MX y coordino el contenido editorial de la plataforma.
Bookmark the permalink.