La rave infernal de Igorrr

La dupla vocal, Laure (i) y Laurent (d). Crédito: Orlando González.

Mientras el sonido de la música clásica y las conversaciones cubrían la atmósfera del C3, la ansiedad e incertidumbre, por ver lo que estos músicos ofrecerían en el escenario se manifestaba en los rostros de los asistentes, quienes esperaban pacientemente el debut de Igorrr en la Perla Tapatía.

En punto de las 9 de la noche la función comenzó con Spaghetti Forever, una interpretación casi a capella por parte de la vocalista Laure Le Prunenec, que cautivó a un público expectante y atento, mientras se ligaban los primeros sonidos emitidos por la agrupación, para estallar en un grito y comenzar a saltar, cuando el poder del beat se hizo presente.

Opus Brain provocó todo tipo reacciones, donde las extrañas mezclas de sonidos de Igorrr marcaron el inicio de lo que parecía una rave en la antesala del infierno, un recital de música clásica y un concierto de black metal.

La agrupación está conformada por cuatro músicos: dos de ellos, vocalistas, Laure Le Prenenec y Laurent Lunoir, que dominan el canto al estilo ópera y gritan como verdaderos demonios; un poderoso baterista Sykvain Bouvier, quien destruyó ese kit con poderosos dobles bombos y blast beats, así como la mente maestra de este proyecto Gautier Serre, detrás de las tornamesas y quien graba y produce toda la música de Igorrr.

En Grosse Barbe, el vocalista, quien utiliza un outfit que recuerda a los orcos de El Señor de los Anillos, hizo gala de sus talentos vocales, perfectamente sincronizados con el break beat.

En el siguiente golpe auditivo, Moldy Eye, Laure aprovechó el espacio para hipnotizar a todos con sus movimientos y su voz y llevarse a todos en un viaje lleno de sensualidad y melancolía y terminar aplastados por los poderosos gritos de Laurent y el brutal blast beat  Sylvain, que acompañaba puntual, la infinidad de sonidos que emanaban del equipo de Gautier.

Biquette, Barbeche desató la marea de aplausos al ritmo del beat mientras Laure se contoneaba al compás de acordeons y melodías que emanaban de un circo infernal. Pavor nocturnus marcó el regreso de Laurent al mando de la voz, con su peculiar estilo de agresividad y melancolía.

Caros, extraída del álbum Nostril, fue un pequeño descanso de la masacre de sonidos, que se ligó con melodías reflexivas a los temas más conocidos de la banda francesa. Viande permitió a Laurent mostrar todo su poder y velocidad al emitir sonidos que parecían salir de alguna clase de máquina exterminadora.

Cheval, éxito que se desprende del álbum Savage Sinusoid, retorció los cerebros y los cuerpos de los asistentes, con poderosos beats, guiados en un recorrido de fantasía bajo el efecto de la diversidad de samplers, perfectamente empalmados en este gran tema. Tendon sampleaba feroces riffs de guitarra, al puro estilo del black metal, al igual que dulces violines, cual Paganini. Excessive Funeral continuó el machaqueo junto a Tout petit moineau, que bajo la batuta de Laure, los sentidos del público llegaron al límite de lo permitido. Faltaba Ieud, que se abrió paso entre arpas y otros instrumentos de cuerdas, para llegar a la parte semiinstrumental del setlist, donde monsieur Serre al mando de Half a Pony Unpleasant Sonata guiaba la maquinaria hacia el primer final de la noche.

Los músicos se despidieron, pero el ambiente estaba más que encendido y el publico imploraba más música. Los gritos con el nombre de la banda no se hicieron esperar y los músicos regresaron al escenario para mostrar su agradecimiento y la felicidad de poder compartir su música en nuevos rincones del planeta era imposible de ocultar.

Apopathodiaphulatophoie marcó el momento más corrosivo de la noche en medio de un sampleo de guitarra. Por último, Robert, de su ultima producción, marcó el final de una corta, novedosa y poderosa primera presentación la banda francesa en esta parte del globo terráqueo. Después, los músicos bajaron del escenario a saludar a sus fans, quienes rápidamente se acercaron a demostrarles el cariño ganado a pulso, aquella noche del sábado 10 de febrero. Seguramente los éxitos de esta banda continuaran. Escucharemos y veremos mucho más de esta agrupación en el futuro.

About Omar Castañeda

CEO & Publisher. Escribo sobre música desde finales de la década de los noventa. Desde 2013 dirijo Sin Documentos MX y coordino el contenido editorial de la plataforma.
Bookmark the permalink.