La playlist de septiembre 2018

¡Tarde pero sin sueño! En Sin Documentos somos como Bilie Joe Armstrong y nos quedamos dormidos todo septiembre. Nos despertaron hace unos días, pero se requirió un par más para desamorrodarnos y, ahora sí, ponernos a ver qué fue lo que más nos llamó la atención en cuanto a lanzamientos durante el noveno mes del año. Vamos viendo a ver qué show.

Bob Moses - Battle Lines

Este dúo electrónico entrega su segundo disco de estudio. Es una colección bastante refinada de cortes suaves pero con actitud. Acá tenemos sintetizadores pulidos con precisión para crear un sonido elegante y oscuro como terciopelo negro. También tiene sus momentos de vulnerabilidad, como cuando Fallen from your arms cierra con un trago amargo el disco.

Terror Cósmico - III

La recomendación metalera del mes viene con el sello nacional. El tercer álbum de estudio de este dúo instrumental es un paso más adelante en una carrera que, de verdad, no le debe nada en cuanto a calidad a otros actos instrumentales como Russian Circles u OM. Estos cabrones son una muestra de que hay una escena underground más que digna en nuestro país. A huevo.

Dilly Dally – Heaven

No dejen que la horrible portada de este disco los engañe, se trata de un buen trabajo. Lo que más resalta es la particular voz de Katie Monks, aguda, casi caricaturesca pero inquietante. Le da un extraño sabor agrio al sonido de la banda cuando se envuelve por las guitarras de Liz Ball, pesadas y peligrosas como una máquina demoledora. Doom y Sober Motel son dos de los mejores momentos que este álbum tiene para ofrecer.

Low - Double Negative

Estos gigantes del slowcore apuestan en su placa número doce por ponerse extraños. Si antes ya nos habían demostrado su capacidad para tejer tranquilas y elegantes atmósferas acústicas, Low ahora se decanta por un sonido corrosivo y desconcertante que da como resultado uno de sus trabajos más experimentales. Y todo un agazajo.

Slothrust - The Pact

Estos muchachos de Boston regresan con su cuarto álbum de estudio. En esta ocasión apuestan por un aire un tanto menos salvaje que con anterioridad. Aunque no faltan momentos de intensidad (Double down, por ejemplo, en ocasiones hace pensar que se está escuchando un cover de Arctic Monkeys cuando estaban morros), el escuadrón encabezado por Leah Wellbaum apuesta por un aire donde predomina una melancólica calma. Atención a On my mind, donde la incorporación de un saxofón se lleva la función.

Spiritualized - And Nothing Hurt

Hace poco nos enteramos de que a Jason Pierce lo vamos a tener de visita en tierras mexicanas como parte del line-up del Festival Nrmal. Antes de eso, tenemos este disco, que tiene la particularidad de que fue prácticamente hecho solo por Pierce y una laptop tras seis años de silencio. Psicodelia espacial que de repente es bonita como una aurora boreal y que a ratos se vuelve alocada como atravesar un cinturón de asterorides.

Aphex Twin – Colapse

¿Topan esa escena de Bob Esponja cuando don Cangrejo pide que suene una canción en la radio y solo imita los sonidos? Bueno, este disco suena así. Y funciona. Además, al tratarse de un EP, es perfecto para agarrar el trip en un treyecto corto, como ir a comprar la despensa al supermercado o qué sé yo.

Mudhoney- Digital Garbage

Mark Arm merece más reconocimiento del que tiene. Uno de los hombres a los que se les atribuye la invención del grunge –el tipo inventó la palabra- y que ha estado al frente de Mudhoney desde que todo comenzó, está de regreso. Y está enojado con el mundo por tener las narices hundidas en su smartphone. Y el buen Mark lo expresa como solo sabe hacerlo: a guitarrazos. El grunge no ha muerto, ¡denme un amén!

Pale Waves – My Mind Makes Noises

Cuando Pale Waves entró por primera vez en mi radar, me parecieron buenos pero me dio un poco de hueva que parecían imitadores de The Cure, al menos en su look. Estamos ante su disco debut y, no mames, pinche discazo. Se perfila como de lo mejorcito de todo el año. Pop emocionante, cursi, bailable, ochentero, más grande que la vida. Es el tipo de música que suena en los créditos finales de una chic flick destinada a volverse un clásico generacional. Para menearse en ropa interior con la casa sola un sábado por la mañana. ESCUCHEN. ESTE. DISCO.

Waxahatchee – The Great Thunder

No todo en la vida es un bombardeo de sintetizadores y guitarras. Waxahatchee llega con este EP que retoma seis cortes de un proyecto previo y nos ofrece un breve soplo de música cuyo encanto reside en su simpleza. Aquí se trata de ponerle atención a las historias que Katie Crutchfield nos cuenta con la suavidad y el encanto de una madeja de seda.

About Javier Armendáriz

Exiliado de Chihuahua. Lic. en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Aún no supera a Nirvana.
Bookmark the permalink.