La Coordenada músico-alternativa se instaló en GDL

Como en sus mejores momentos, los argentinos enloquecieron al público tapatío en Trasloma. Crédito: Nación Imago / Cultura UDG.

Con un show en vivo que aún no se produce por completo, Meme, subió al escenario Agaves Stage del Festival Coordenada GDL, en el que el aforo de personas fue discreto comparado con el que reúne Café Tacvba o el que Inspector tenía en ese momento en el Escenario Pilsner Plata.

Se olvidaron los géneros. Una decena de bandas con música que contrastaba como invitación a la diversidad, abrieron las primeras tres horas del festival, entre ellas, Quiero Club, Comisario Pantera, De Nalgas, Nana Pancha y Camilo Séptimo.

Para Meme, fue un horario clave, pues era el previo a los consagrados del cartel, de inicio Los Amigos Invisibles. El ‘tacvbo’, aunque nervioso, rompió el hielo con tres canciones en solitario, él y su voz y guitarra. Desde sus colaboraciones con Pepe Aguilar hasta Aviéntame del soundtrack del film Amores Perros.

Todo va a estar bien fue una de las más coreadas por el público, y una de las sorpresas de su set fue la reversión funk a Querida de Juan Gabriel.

Meme interpretó algunas canciones que ha grabado como solista. Crédito: Jaime Martín / Cultura UDG.

Meme interpretó algunas canciones que ha grabado como solista. Crédito: Jaime Martín / Cultura UDG.

El orden imperó en casi todos los espacios del Festival Coordenada, aún. Los vendedores y las marcas adoptaron bien las reglas del juego. Al lado del vendedor de cerveza, siempre le acompañó alguien con un terminal electrónico en el que los asistentes checaban sus pulseras por un litro de bebida.

La gozadera y el tropi funk venezolano de Los Amigos Invisibles alborotaron a los miles que se reunieron alrededor del escenario Pilsner Plata para rumbear con la libido arriba y los últimos rayos de sol de la tarde. Sexy, La Vecina, Viviré para ti, Mentiras. Además los sudamericanos tocaron covers como Bésame mucho, de Consuelo Velázquez y Could You Be Loved, de Bob Marley.

El primer lleno de la tarde lo registró el escenario donde se presentaban Los Amigos Invisibles. Crédito: Yorch Gómez / Cultura UDG.

El primer lleno de la tarde lo registró el escenario donde se presentaban Los Amigos Invisibles. Crédito: Yorch Gómez / Cultura UDG.

En el escenario Viva Aerobus la potencia de Pond fue la sorpresa de la tarde, con poco público al frente y el escenario más pequeño al lado del principal, esta banda australiana dejó buenos comentarios por sus riffs duros y una atmosfera para el sonido rock que vendría más tarde con Wolfmother.

Dos opuestos tocaron en el mismo horario. Juan Cirerol en Agaves Stage y León Larregui en Indio Stage, el escenario principal. Cirerol, fue quizás el outsider de la tarde, así también su público, que al sonido norteño y folk coreaba su canción Metanfeta.

A partir de entonces, Coordenada GDL se hizo un maratón en el que el público compitió por ver dos shows de gran calidad en el mismo horario, pero en distinto escenario. Entrar a un baño fue una locura, no se diga encontrar uno limpio.

Carla Morrison, tuvo todo el público femenino en su stage. Está bien, no todo. Y al mismo tiempo la catártica banda capitalina Abominables peleaba porque el público pudiera vivir un concierto distinto sin estar pegados al smartphone, “hay que ensuciarnos como gente real” gritaba Abulón, el frontman de la banda mientras se echó al ruedo con el público a levantar polvo. Hasta entonces, el Coordenada GDL tuvo un slam rockero digno de festival.

El dilema para muchos esa tarde fue ¿Draco Rosa o Bloc Party? ¡No se puede estar en dos sitios al mismo tiempo! Quien escribe este texto, optó por Bloc Party, la decisión no fue fácil, pero tampoco era fácil cambiar de escenario, pues eran los más lejanos entre sí.

Sin visuales, ni artificios en pantallas, los británicos sonaron con calidad y una ejecución firme que no dejó dudas de la integración de Justin Harris en bajo y teclados y la potencia femenina de Louise Bartle en batería. Un setlist corto, pero que dejó satisfecho al público tapatío en lo que fue el último show de Bloc Party en 2016. Kele Okereke se salió del guión e hizo que el público coreara One More Chance antes de terminar su participación en Coordenada GDL.

Kele Okereke y compañía, en su primera visita a la ciudad, ofrecieron una de las mejores presentaciones del maratón musical. Crédito: Nación Imago / Cultura UDG.

Kele Okereke y compañía, en su primera visita a la ciudad, ofrecieron una de las mejores presentaciones del maratón musical. Crédito: Nación Imago / Cultura UDG.

Si hubo quien abarrotó las tarimas esa tarde del 22 de octubre, fue Capital Cities que sin duda su regreso a la ciudad no será igual después de esta presentación.

Otra vez ¿La Colombia popcumbiera de Bomba Estéreo o la Argentina postrapera de Illya Kuryaki? Nos fuimos con los argentinos, que para entrada la noche y entradas las copas en el público, combinaron muy bien ambos ambientes estrenando Ritmo Mezcal en México, una canción que compusieron con la influencia cultural de nuestro país, como ellos explicaron.

A esas alturas la decisión de los últimos dos shows en vivo por ver estaba hecha. Wolfmother y Los Fabulosos Cadillacs.

Por mucho el show más enérgico y directo lo hicieron los de Sidney, Autralia, Wolfmother. New Moon Rising, Woman, Dimesion y Joker and The Thief fueron sus canciones más coreadas y que encendieron varios círculos de ‘slam’ al frente del escenario Pilsner Plata.

Psicodelia y hard rock, con el sello de Wolfmother. Crédito: Yorch Gómez / Cultura UDG.

Psicodelia y hard rock, con el sello de Wolfmother. Crédito: Yorch Gómez / Cultura UDG.

En el concierto estelar La Tormenta fue la sorpresa, con el videoclip recién lanzado en agosto de este año a espaldas, Los Fabulosos Cadillacs tocaron por primera vez frente al público tapatío esta canción que ejecutó con maestría Sr. Flavio al bajo. La única variable en esta canción, fue la ausencia del diseñador, ilustrador y músico argentino Dr. Alderete haciendo los visuales en vivo durante todo el show de los Cadillacs.

About Omar Castañeda

CEO & Publisher. Escribo sobre música desde finales de la década de los noventa. Desde 2013 dirijo Sin Documentos MX y coordino el contenido editorial de la plataforma.
Bookmark the permalink.