“Es difícil hacer buena música”: Totally Enormous Extinct Dinousaurs

Orlando Higginbottom es un productor y DJ británico, quien desde 2009 produce y escribe música bajo el particular nombre de Totally Enormous Extinct Dinosaurs y que ha dado como fruto un puñado de EP’s y sencillos antes de culminar con el lanzamiento de su primer y hasta el momento único LP Trouble tres años después. La época inicial de TEED fue una prolífica en la que Orlando lanzó música nueva de manera regular durante cinco años, hasta que en 2014 se detuvo y el proyecto permaneció en silencio durante una larga temporada.

Durante este tiempo, TEED se ha enfocado a realizar DJ sets alrededor del mundo y enfrascarse en la escritura de nueva música, proceso que este año llegó a un punto culminante con el lanzamiento de dos nuevos sencillos, Leave a light on y Don’t you forget about me, las cuales suponen sus primeros lanzamientos exclusivamente propios desde 2012 y ponen fin a un prolongado mutismo.

“He estado callado por un buen rato”, comenta Orlando, “se siente estupendo lanzar música de nuevo. Es muy emocionante estar de regreso”.

Las dos nuevas canciones de TEED son las composiciones más melódicas y emocionales que ha producido en su carrera y ofrecen una cara suya que era desconocida en su trabajo, no obstante, Orlando afirma que este nuevo territorio que explora no le es extraño, puesto que “siempre quise hacer esa clase de música, tan solo no la estaba haciendo. [En mi nuevo trabajo] hay mucho material melódico, pero también hay cosas más pesadas”.

Sobre si esta dupla de nuevos cortes son un adelanto de lo que se puede esperar de su segundo disco de estudio, dice no saberlo y que “justo ahora estoy probando muchas cosas, así que ya veremos” y profundiza en cómo va el progreso con esa segunda placa tanto tiempo postergada. Él mismo ha expresado en el pasado que llegar a la materialización de ese segundo álbum ha presentado dificultades que se han extendido por ya casi media década.

“Es difícil hacer buena música [risas]. Si no lo fuera, todo mundo lo haría. Es un proceso muy difícil, que está tomando mucho tiempo. Necesito llegar a un punto en el que estoy contento con el material. No quiero lanzar algo con lo que no esté completamente satisfecho”.

¿Se debe esto quizá a una especie de perfeccionismo? Él lo descarta: “No particularmente. Tengo mis estándares, pero no soy un perfeccionista.”

En su página de Facebook se puede apreciar a Orlando subir una que otra instantánea de su vida diaria y anuncios de sus próximos shows. En los comentarios de cada publicación, las preguntas sobre el lanzamiento de nueva música son una constante, sin embargo, el británico afirma no percibir ningún tipo de negatividad al respecto:

“No lo veo como presión, lo veo más bien como motivación. La gente me dice que quieren escuchar mi nuevo disco, preguntan cuándo va a haber nueva música, eso no es presión, no es agresivo, por el contrario, me están motivando. No creo que nadie se enojaría conmigo si no vuelvo a lanzar nada nunca. Solo yo me enojaría. La presión viene únicamente de mí. Estoy contento de que la gente se muestre entusiasta con mi trabajo”.

A pesar de que Orlando lleva ya una larga temporada tratando de que ese álbum sea una realidad, el futuro sigue siendo incierto, al menos en ese aspecto. Se dice ignorante de una fecha para que un álbum completo vea la luz, pero afirma que el silencio ha terminado para TEED.

“Va a salir un montón de música nueva, constantemente, a partir de ahora. No sé cuándo o cómo saldrá el nuevo disco. No sé si será un álbum, o EP’s o lo que sea. Pero va a haber nueva música de manera constante”.

About Javier Armendáriz

Exiliado de Chihuahua. Lic. en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Aún no supera a Nirvana.
Bookmark the permalink.