De qué hablamos cuando hablamos con Rhye sobre el amor

“Hey, ¿cómo estás?”, saluda Mike Milosh del otro lado de la línea telefónica. Lo primero que uno piensa, o más bien siente, al escuchar su voz es que definitivamente se está con la persona detrás de canciones como Open o The Fall. Mike tiene una personalidad tranquila y cálida, muy similar a la atmósfera que transmite su música

“El último año básicamente he estado de gira. Di un montón de shows” explica y no es para menos. El músico canadiense ha tenido las manos llenas últimamente. Además de haber pasado gran parte de 2017 de gira, ya fuera bajo el nombre de Rhye o como Milosh, su proyecto solista, el músico también ha estado ocupado con los toques finales antes del lanzamiento del nuevo álbum de Rhye, titulado Blood, el cual saldrá a la luz el próximo 2 de febrero, misma fecha en que darán un concierto en nuestra ciudad.

“Todas nuestras fechas en México van a ser especiales, es el primer sitio donde vamos a tocar la nueva música”, nos cuenta cuando le preguntamos sobre sus próximas presentaciones en nuestro país. “Me encanta todo mundo con quien trabajo para realizar las presentaciones en México. La audiencia mexicana siempre es muy cálida y humana. Llena de vida. Es un lugar muy especial para comenzar el tour”.

El éxito de Rhye fue una sorpresa para el propio Milosh. Lo que comenzó como un par de canciones en internet y terminó volviéndose un aclamado álbum debut titulado Woman en 2013 lo puso bajo los reflectores de una manera que no había experimentado antes, a pesar de ya contar con un par de álbumes publicados bajo su propio nombre. Hoy, cuatro años después y ante la llegada de nuevo material, reflexiona al respecto:

“Normalmente no siento nada por un tiempo [luego de lanzar nueva música]. Una vez que el trabajo está hecho como que cierro mi cerebro y no pienso siquiera en eso. Comienzo a concentrarme en cómo van a ser los shows en vivo. Pero, alrededor de un año después es cuando empiezo a pensar al respecto. Por ejemplo el disco anterior, Woman, hay muchas cosas que me habría gustado haber hecho mejor. Me di cuenta de eso un año después de publicarlo, comencé a sentirme un poco frustrado. Hice cambios en las versiones en vivo de las canciones para tratar de acercarlas más a cómo quería que sonaran. No sé cómo vaya a ser con este nuevo álbum, porque acabo de terminarlo”.

A pesar de que Mike es el único integrante oficial de Rhye, al inicio el proyecto era considerado un dúo conformado por él mismo y el multinstrumenista Robin Hannibal. Respecto a la ausencia de este último, Rhye no lo considera un gran problema pues “él [Hannibal] no ha formado parte del proyecto desde hace mucho. Estuvo durante el proceso del primer álbum, pero nunca ha participado en alguno de los shows, nunca ha sido parte de esa evolución. Así que con este disco no se sintió gran diferencia. Yo produje ambos discos, y los abordé de una forma bastante similar. La gran diferencia es que hoy estoy trabajando con personas diferentes”.

Otra de las diferencias que hay detrás de la creación de Blood es que esta vez, Milosh realizó las composiciones con la certeza de que van a ser escuchadas en vivo por una audiencia, cosa que “me permitió hacer el álbum que de verdad quería hacer. Esta vez me tomé mi tiempo. Trabajé en estas canciones con calma, tomándolas y dejándolas cuando sentía que era necesario. Ha sido una especie de evolución natural para mí, y eso ha sido una experiencia maravillosa”.

Para la creación de este nuevo material, Rhye vuelve a hacer uso de sus experiencias personales para crear su música. Desde su álbum anterior era notorio que se trataba de una propuesta en donde el aspecto emocional juega un papel medular. Mike está dotado de una gran sensibilidad, es algo que se nota en su voz, en la manera en que se emociona cuando describe cuánto le encanta hacer lo que hace. Cuando le pido que me cuente alguna anécdota de su vida personal me cuenta cómo fue el origen de Please, una de las piezas presentes en su nuevo álbum.

Please trata de mí y mi pareja. Íbamos camino al aeropuerto y terminamos teniendo una discusión. Yo fui un poco grosero con ella y no pude dejar de pensar en eso durante todo el vuelo. Me sentía terrible y no podía dejar de pensar cómo hacerla sentir mejor. Entonces, esa canción la hice para mostrarle que lamento lo que había sucedido. Y esa es la manera en que yo realizo música. De verdad sentía que tenía que hacer esa canción, para mostrarle que de verdad lo lamentaba, que mis disculpas eran reales. No solo pedir perdón con palabras, sino mostrar que esa emoción es real”.

Rhye comenzó envuelto en un aura de misterio. Cuando las primeras canciones salieron a la luz, la gente no tenía idea de quién estaba detrás de esa música. Incluso fue una sorpresa cuando se hizo público que se trataba de un vocalista masculino y no de una mujer. Hoy en día sabemos de la figura de Milosh y de la gran manera en que utiliza su propia vida como inspiración. Sin embargo, es necesario saber mantener un equilibrio, puesto que “es peligroso. No quieres mostrar demasiado y que la gente sepa demasiado sobre ti y de tu vida. Pero al mismo tiempo quiero hacer música vulnerable porque es una parte importante de mi vida. Es un balance muy delicado. Trato de no pensar mucho en eso y de guiarme por lo que siento que es lo correcto. Con mi música creo que es muy importante mostrar que estoy siendo muy, muy honesto. Algunas personas pensaron que estaba escondiéndome detrás del primer álbum, pero eso no es cierto. He estado haciendo shows durante cuatro años y la gente sabe quién soy. No estaba tratando de ocultarme, quería que la gente escuchara la música y no le importara quién soy. La gente al final termina por interesarse en ti y cuando escuchan tu música y tratan de imaginar qué clase de persona eres. Y creo que eso está bien, es decir, yo también hacía eso con la música que me gustaba”.

Sin embargo, no solo la vida del propio Milosh sirve como fuente de inspiración, sino también otras manifestaciones artísticas:

Love de Gaspar Noé es una de las películas que me han inspirado. Es una película muy oscura, porque te obliga a ver los diferentes aspectos de una relación. En ocasiones te muestra también partes muy íntimas de esta, te hace sentir como si estuvieras ahí. Creo que esa película conectó mucho conmigo porque creo que trato de hacer algo similar: confrontar a las personas con la realidad de la intimidad, lo que es, lo que significa, lo que es el amor. ¿Has visto la última película con Robert Pattinson [Good Time]? ¡Es increíble!” Mike habla con una emoción enorme cuando se trata de arte que conecta con él. “No sabía que fuera tan buen actor. Hay algo en ella que simplemente… te llega. Es algo que cuando pasa te hace sentir, no sé, una especie de envidia. Una envidia que te hace desear que tú pudieras hacer algo así, hacerte sentir algo de la manera en que él lo hace. Yo solamente puedo, ya sabes, esperar también lograr algo parecido [con mi música]”.

La marca personal que Milosh busca imprimir en su proyecto también va más allá de la composición musical. La música es un asunto muy serio para él, como se puede notar cuando aborda cualquier aspecto de su arte. Este compromiso se refleja en el hecho de que participa en casi todos los aspectos relacionados con Rhye. “Si quieres hecho algo de la manera en que quieres que se haga, tienes que hacerlo tú. Eso es algo de lo que me di cuenta hace mucho tiempo: no hay nadie que puede ayudarte exactamente de la manera en que tú quieres. Las únicas personas que de verdad me ayudan son mis representantes, ellos hacen cosas de las que de verdad es difícil hacerse cargo. Organizar las giras y toda la parte logística. Pero cuando se trata de la música y su producción, los videos, el concepto, tienes que hacerte cargo tú o no va a suceder. Esa es una de las primeras cosas que tienes que aceptar, al menos si quieres entrar a este mundo”.

Rhye-SettingUp

Aun así, Blood no es el resultado del trabajo de un solo hombre. “Definitivamente hay contribuciones” comenta cuando se le pregunta sobre la participación de los otros miembros de la banda. Explica que él se hace cargo de algunas partes y los demás tratan de encajar en el conjunto. “No soy solamente yo tocando todos los instrumentos. Es más de ser una especie de visionario, la persona que dice ‘OK, esto va así y esta es la manera en que esta canción va a ser’. Tienes a todas estas personas participando, yendo y viniendo al estudio, pero tú tienes que ser el ritmo cardiaco de todo eso”.

Milosh se considera afortunado de poder formar parte de todo esto, de poder hacer de la música su actividad principal, no solo en lo que respecta a la creación de nuevo material, sino también de presentarlo ante la gente. “Amo ambas cosas por igual”, responde sin dudarlo cuando le pregunto qué prefiere entre el escenario y el estudio. “Además, ambas cosas son necesarias. Si quieres lanzar un álbum hoy en día y también quiere tener qué comer, tienes que salir de gira, pues es muy difícil hacer dinero de la música hoy en día. Yo soy suertudo, porque amo todos los aspectos: amor tocar en vivo, amo grabar, amo escribir, amo producir. No se siente como trabajo”.

Mike recibió educación musical desde pequeño, pero afirma que al momento de afrontar nueva música generalmente se deja llevar más por la intuición, pues “cuando has hecho ya algunos discos no tienes que pensar mucho las cosas. Desarrollas una especie de conexión cuerpo-mente con la producción y tocar los instrumentos. Para mí se ha vuelto algo muy basado en el instinto. Sé lo que quiero, en los instrumentos, en las vocales. Siempre sé qué es lo que estoy cazando y simplemente voy tras ello. Aunque, por supuesto, una vez que las cosas están hechas puedes regresar y pensar un poco al respecto. Es como un proceso de ida vuelta: te guías por el instinto, luego usas el intelecto”.

Después de todo esto, después de la escritura de una canción, de grabarla, de producirla, de presentarla ante la gente, todo este largo proceso que implica una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, se trata de música. Tiene, de alguna forma u otra, un objetivo. Una intención. Y Rhye sabe a la perfección por qué hace lo que hace: “Lo más importante de la música es que tiene que hacerte sentir algo. Tiene que hacerte sentir algo hermoso”.

Rhye-feb2018

About Javier Armendáriz

Exiliado de Chihuahua. Lic. en Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Aún no supera a Nirvana.
Bookmark the permalink.